miércoles, 17 de marzo de 2010

La educacion en el Peru



La educación es un derecho fundamental de todo menor y es vital para garantizar una mayor calidad de vida para todos los niños y las niñas. Sin embargo, en el Perú, la calidad de la educación es preocupante ya que muchos niños y niñas que terminan el segundo grado de primaria en las zonas rurales no saben leer ni escribir.


Para comprender las razones de este bajo desempeño de los niños y niñas rurales se debe tener en cuenta algunas características de las escuelas:

La lejanía de los centros educativos


La mayoría de los niños y niñas deben caminar largas horas para llegar a su escuela y cuando lo hacen, el desgaste físico unido al poco desayuno que tomaron en casa no facilita una adecuada concentración al momento de recibir una clase.

La cantidad de horas de estudio


Mientras más alejada esté la escuela menos horas de estudio van a tener los alumnos ya que las clases empiezan tarde pero terminan temprano y porque una gran cantidad de profesores, que viven en zonas urbanas, abandonan la escuela el viernes para ir a ver a su familia y en muchos casos no regresan hasta el lunes en la noche. De este modo, los niños y niñas sólo estudian de martes a jueves.

Los maestros unidocentes

Un profesor unidocente es aquel que tiene en un mismo salón a alumnos de distintos grados y debe él solo llevar adelante, y al mismo tiempo, el proceso educativo de todos ellos. Para el año 2003, el 27% de las escuelas primarias del país eran unidocentes. Para la zona rural, la cifra es del 37%. (Fuente: Estadística Básica 2003. Ministerio de Educación).

Calidad de la enseñanza


Este tema está directamente relacionado con la capacidad de los maestros de transmitir conocimientos entre los niños. Si bien muchas escuelas son unidocentes y multigrado, el problema no es que sean así sino que la mayoría de los maestros no está formado en este tipo de enseñanza y no cuentan con la metodología adecuada para enseñar en esas circunstancias.

El idioma


A pesar de que en el Perú se hablan distintas lenguas, como el quechua, aymara, ashaninka, aguaruna, entre otros, no existe un registro actualizado sobre la cantidad de niños y niñas que no tienen el castellano como lengua materna. La última referencia que se tiene es la proporcionada por el Censo de 1993, el cual indica que el 19% de la población de 5 años tenía como lengua materna el quechua, el aymara o alguna otra lengua nativa. Si bien se han hecho esfuerzos por convertir a las Escuelas Bilingües Interculturales (EBI) en la alternativa para todos estos niños, aún los esfuerzos no son suficientes para satisfacer plenamente la demanda de educación en lenguas nativas.


Además del gran reto de mejorar la calidad educativa, el Perú debe revertir las altas tasas de repitencia y deserción escolar de la primaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada